No despiertes

No despiertes “De rosa a gris” María Dolores. Era una mujer de 47 años, con un aspecto opaco,de pequeña estatura, y de tes morena. de complexión media robusta. Un jueves de junio de 1990. Salio de su casa un busca de trabajo, estaba sola su madre había fallecido hacia pocos días. Era tímida, no socializaba casi nunca con las personas. Iba muy aprisa.., volteo hacía una Iglesia que estaba abierta, y entro, se encamino hacía un nicho de un santo, se santiguo y rezaba con la cabeza inclinada. Pasaron 15 minutos, salio rápido y presurosa. María Dolores, se detubo frente a una casa, toco la puerta, y unos minutos después abrió un hombre de aspecto campesino.
Le hizo una pregunta..¿busco al señor Carlos Bargas?.. el pequeño hombre le contesto.. El señor Bargas se encuentra fuera de la Ciudad, ella lo observa por unos instantes y resuelve contestar..gracias,volveré.. sale del lugar y camina muy apresurada..
Al anochecer llega a su casa, pone una olla de barro con agua en el fuego de la estufa. “La estufa” Una estufa vieja de petroleo que hacía un humo denso y se penetraba un olor al combustible en la ropa, era como si ese olor fuera el olor de la pobreza.
María Dolores, toma un jarro y hace una especie de té, se sienta y lo toma, sus ojos expresan una tristeza y melancolía.
Sola allí en ese cuarto frío de paredes desquebrajadas, techo de bigas gruesas, son troncos de arboles que sostienen los techos de tierra.
María Dolores piensa y como que quisiera llorar, se levanta y va hacía una cama vieja de colchón de borra, así estaban hechos antiguamente era como de una fibra algodonosa y áspera, con eso rellenaban las telas de los colchones.
Se recostó y cobijo con una manta y una cobija gruesa de una especie de hilo áspero color negro y con rallas de colores, parecido a los zarapes Méxicanos.
Ella se volteo hacía la pared y se quedo dormi
a la mañana siguiente-

Advertisements

La historia que nunca conte

  La historia que nunca conte

con la imagen de la Catedral de Madrid España: Quiero contar una historia que nunca conte, la vida nos lleva por diferentes caminos, Somos niños, y vivimos una clase de vida, en ocasiones buena , con familias excepcionales, personas que son maravillosas por sus grandes cualidades, y su fina educación, que a cualquiera pudiera maravillar. los niños no razonan sobre lo bueno de la vida, lo creen como hecho natural, lo cual es de lógica razón. Hay otra clase de niños que no conocen esa vida. ——-

Conocen la hostil la que siempre hay carencias hambre y frió, frió me refiero a la falta de amor y comprensión, a la familia unida a la familia responsable, a los valores de piedad, los sentimentales, a los valores de respeto y dignidad, a los valores de respeto! lo vuelvo a repetir.
Quien se preocuparía por esos niños olvidados, los que solo la luz del sol los cobija y los alienta, los que las noches son las horas más largas para esperar el amanecer.
Que me dicen de los depredadores que como fantasmas del mal asechan sobre las tiernas pieles de los que no pueden defenderse y callan por verguenza.
Ellos que son los ultrajados y humillados, los heridos, los inocentes…
Se ven así mismos como los culpables de su incapacidad, de no haber podido defender su dignidad humana.
Porque siento que el estomago se me paraliza, y la boca se me reseca..? Sera que siento una impotencia..! Quisiera poder tener a esos que con piel de oveja, caminan entre nosotros, como personas nobles, y de impecables principios.
Son los que vergonzosamente matan los sueños puros de un niño que ha de dormir con su peor pesadilla, y la peor bestia.

Tuve de contar esta historia puesto que esto pasa en este instante y ha esta hora.

Sera un Arte el Amor

Lo que no habií contado