“Yo no puedo callar”

Imagen

Lo que veo ahora es mi destino, no puedo callar lo que mi alma grita.. ahora seré como el Cóndor, “libre!”

  • Yo no puedo callar cuando el corazón me da gritos,
  • No sé como pude llegar sin darme cuenta hasta la mitad del camino , un camino escabroso y temible, camine dando  tumbos, la inocencia me ayudo y no supe por mucho tiempo que era dolor, que diferencia hay entre el pobre y el rico, como se pierde tanto en el camino, mi inocencia vida joven solo pedía conocer el amor, ese amor puro donde lo que sientes es un deseo de ser amada y protegida, a tener confianza de mi misma hacer valorada,  que se preocupen de mi vida, que me enseñe lo que no conozco y aprenda a tener la fuerza que mi ignorancia desconoce,
  • cuanto daría por retroceder el tiempo, y decir lo que ahora pienso, lo que aprendí a valorar y lo que no debí haber tomado en cuenta, lo mucho que me desgaste dándole importancia a otros que se burlaban y juzgaban mi inocente forma de ser. Me era imposible que yo supiera conocer la maldad que hay en la gente, su trato mal intencionado, su palabras ofensivas y sus miradas de odio y sus ordenes agresivas me veía como soldado a las ordenes de los generales,
  • era yo un ser sin derechos, sin derecho a ser amada, sin derecho a ser reconocida, sin derecho a un sitio de privacidad, sin derecho a nada.
  • llore por la ausencia de ser humanamente tratada, porque?.. me preguntaba,—¿porque debí estar en esta vida?
  • Imposible saberlo. Quien era yo para preguntar sobre eso…  Le dije un día a mi madre.. ¿dime que  hacer más delante, porque me confundo, y no sé si soy necesaria para los demás, si podre ayudar a otros, si podre ser madre, y como sería?..  mi madre volvió su cara y me vio,  y con su voz delicada me dijo:  Yo sé que tú seras lo que quieras ser, un ser grande en sabiduría si tu quieres, porque sabes como defenderte sabes como luchar, no necesito decirte cómo hacer, porque tú lo sabes.
  • Yo me quede perpleja, pues de verdad que no sabía nada, porque me hablo así con tanta seguridad, yo le hice una pregunta precisamente porque no sabía ni si tenía un futuro, iba de un lado a otro como indigente,  pidiendo allá o allá donde me dieran asilo, no tenía quien me diera un abrazo, un beso una caricia, era adolescente, pero ya desde antes de niña fue así mi vida. Una vida pobre en todos los sentidos,  lo explique brevemente antes.
  • Un día cualquiera entre a una Iglesia y dije por solo hablar.. Señor tengo hambre, no sé si pueda comunicarme contigo, no valgo nada soy tan simple como las ramas de un árbol , como la arena, como las rocas,  no puedo ser árbol porque un árbol da frutos, da madera para convertirla en muchas formas, y hasta la leña sirve para calentar, no puedo ser agua, por que el agua es la vida, sin ella el mundo no existiría , no puedo ser la piedra que el escultor y el arquitecto forma en arte.
  • Que soy Señor? y para que he venido a este mundo?
  • Cerré mis ojos, y me deje llevar, sin pensar más, ni hacer más preguntas, no llore,
  • entonces alguien llego y me dijo.. ¿esta ocupado este asiento? le conteste que no.
  • era una señora como de 50 años, empezó a rezar, y sin darse cuenta empezó hablar en voz alta, dijo… Señor tengo 4 hijos, y los 4 son diferentes, cada uno tiene un problema, necesitan tantas cosas y yo soy sola y no puedo darles todo lo que me piden, quisiera haber estudiado y haber terminado una carrera Profesional, para tener un buen trabajo y ganar lo suficiente para darles a mis hijos todo lo que piden y necesitan, pero no es así llevo la mitad de la vida y tengo el mismo trabajo de obrera, no me alcanza , solo para mal comer,  vestido y calzado no puedo comprar, menos darles una casa con comodidades, viajes y gustos es algo que mejor ni pensar, solo te vengo a dar gracias! porque me diste los mejores momentos los que viví junto a mis padres y hermanos los juegos felices que tuve de niña, los reuniones que viví junto a toda la familia de mi madre y de mi padre, el amor que conocí en mi pareja que me dio momentos dulces y  juntos reímos y juntos formamos una familia, aunque todo cambio después, no dejare de agradecer los momentos de emoción que viví cuando nacieron mis hijos. Gracias Señor! Me diste lo justo, y me enseñaste a hacer optimista, y agradecer lo que hoy tengo, y lo que puedo dar.
  • se levanto y se fue, yo inquieta pensaba, que estoy haciendo, tengo mi cuerpo completo tengo fuerza y vitalidad, soy joven y tengo mucho porque vivir y aprender. ¿Porque me he venido a quejar..?
  • Perdóname Padre! Ya sé lo que quiso decir mi madre, y sé que me has mandado la respuesta a mis sentimientos,
  • Era inocente,y no sabía, pero después aprendí más y más.. hasta ahora que sé como es que se debe apreciar lo que tenemos, y conservar lo que aprendemos.
  • Gracias!
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s